Saga Vampire Academy.

Saga:  Vampire Academy.
Autora: Richelle Mead.
Género: Fantasía urbana juvenil. 
Editorial: Alfaguara (Me gusta leer Uruguay)
En Uruguay: Solo los dos primeros.

Vampire Academy es una saga de seis libros. Es de género juvenil y trata de vampiros, humanos y descendientes de ambos. La protagonista es Rose y es ella la que nos relata la historia en estos seis libros. Generalmente, se reseñaría libro por libro, pero como los leí seguidos incluso dos por día, me es imposible hacer reseñas individuales, por lo que reseñaré la saga completa.

Están los Moroi, los vampiros que beben sangre de humanos que se ofrecen a ello, están vivos, comen comida humana y duermen de día. La luz del sol les hace daño, pero no los mata al instante.

Después están los Strigoi, que son los vampiros malos. El sol los mata y por eso andan de noche y se ocultan de día. Tienen la piel muy blanca y los ojos rojos. También los llaman los no-muertos. Quieren matar a los Moroi y es por ello que la realeza Moroi tiene guardianes.

Los Damphir son los guardianes de los Moroi. Hace mucho tiempo nacieron de las relaciones de los Moroi con los humanos. En la actualidad es algo que está mal visto, por lo cual, nacen de las relaciones de un Moroi con una Damphir. Viven su vida en una academia donde aprenden asignaturas como cualquier otro alumno y aprenden a defender a los Moroi y a matar a los Strigoi. En la academia también estudian Moroi, de la realeza y el resto. Desde pequeños le enseñan que "ellos son lo primero." Primero deben pensar en la seguridad de los Moroi y luego en ellos.

Los personajes principales son Rose, Lissa, Christian y Dimitri. Rose estudia para ser la guardiana de Lissa, la última descendiente viva de los Dragomir. Rose se gradúa de su academia, pero mientras lo hace y después, se debe enfrentar a muchDimitri es un guardián, y a la vez, profesor de combate de Rose. Juntos, pasan los obstáculos que van apareciendo a lo largo de la historia. Christian es un Moroi de la realeza y novio de Lissa. 
os obstáculos y peligros para poder mantener a su amiga con vida.

Cada Moroi, sea o no de la realeza, controla uno de los cuatro elementos. Agua, Fuego, Tierra y Agua. Pero hay algunas personas, la excepción a la regla, que controlan un quinto elemento. Este es el espíritu y enloquece a quien lo utilice. Con este poder, el usuario del espíritu puede traer de entre los muertos a una persona, convirtiéndola en "besada por la sombra", y con ello, se crea un vínculo entre la persona revivida y el Moroi que la revivió. Rose es besada por la sombra y Lissa quien lo hizo; por eso Rose puede leer los pensamientos de Lissa y, a veces, ver lo que ella ve.

Todas estas características, me recuerdan, demasiado, a los vampiros de La Casa de la Noche. Ellos también tienen afinidades por los cuatro elementos, la protagonista es una gran excepción, así como lo es Lissa. Los vampiros también tienen conexiones con aquellos de los que beben su sangre, creando un lazo psíquico entre ambos.  No soy partidaria de comparar dos libros distintos, pero en esta ocasión se me hace necesario por la enorme similitud que encontré en los tres primeros libros de Vampire Academy y casi me hacen abandonar la lectura. Pero a medida que la historia va avanzando, la trama no tiene ningún parecido. La trama de Vampire Academy es más real que la de La Casa de la Noche. 

Lo que más me ha molestado de esta saga, ha sido la enorme necesidad que ha tenido Richelle de repetir al comienzo de cada libro lo mismo. En la mitad de los libros se describen las tres razas, se explica la relación de Rose con Lissa. La relación de todos los personajes y lo que ha ocurrido en el libro anterior... Es algo que se vuelve completamente repetitivo, monótono y cansino. A partir del cuarto libro esa repetición va disminuyendo hasta casi desaparecer. (Algo que también ocurre de la misma forma en la saga Bloodlines) Y es por esto que no se lleva las cinco estrellas.

Hay momentos en que leo lo que hace Rose y me parece demasiado. Es demasiado buena, demasiado perfecta en lo que hace. Después conocemos a la madre, y descubrimos lo buen guardiana que es. Entonces, se puede justificar, a medias, su excelente capacidad como guardiana. Aunque en todo lo demás es un desastre. A veces Lissa es bastante inútil, bastante infantil y si no fuese por Rose habría muerto en el primer libro. Y quizás, hubiese muerto por su simple idiotez y no por un Strigoi. 

Los primeros dos libros son bastante flojos, pero a partir del tercero la trama se vuelve más emocionante. Son fáciles de leer, la escritura es sencilla y la trama es rápidaHay acción en cada una de las páginas. He llegado a leer dos libros en un día.

El final quedó con muchas preguntas sin respuestas y odié a Richelle por ello. Hasta que descubrí la saga Bloodlines y la volví a amar. Mis personajes favoritos son más los secundarios que los principales. Aunque me encante el equipo que hacen Rose y Dimitri, prefiero a Adrian, a Sidney, al padre de Rose, a Eddie y a Jill. Y sin duda alguna, prefiero Bloodlines. Aunque ambas sagas, juntas, se han convertido en una de mis lecturas favoritas.Es una lectura amena y perfecta para pasar el rato.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Spider-Man: Homecoming

El juego de la corona; primer capítulo.

Todas mis heridas.

Colaboradores

Colaboradores