Wonder Woman. (La mujer maravilla)

Para muchos fanáticos de los cómics, el mundo se divide en dos bandos, Marvel vs. DC. Ya sabemos que la empresa que trae a los Avengers y X-Men, cada película que saca arrasa con la taquilla y encanta a los fans (menos, Fantastic Four, esas mejor las olvidamos). 

Pero DC, tras el éxito que tuvo con la franquicia del Caballero de la Noche de Christopher Nolan tanto en taquilla como crítica, nos trajo dos películas que hicieron estremecer a todos, Suicide Squad y Batman Vs Superman: Dawn of Justice, y no lo digo en el buen sentido. Por eso, cuando se anunció la película en solitario de La Mujer Maravilla (Wonder Woman) todas las miradas y presión recayeron sobre esta producción. Decir que cumplió con las expectativas es quedarse corto.

Esta foto, la que Diana Prince (Gal Gadot) buscaba y terminó en manos de Bruce Wayne (Ben Affleck) en Batman vs. Superman, es lo que nos conduce desde Ciudad Gótica hasta Themyscira

De manera simple y dinámica, conocemos el mundo donde Diana creció, la isla de las guerreras Amazonas que viven en armonía pero en alerta permanente, a la espera de la llegada de su mayor enemigo, el dios Ares. En un ambiente que respira mitología griega y nos deslumbra con la belleza del paisaje y el vestuario, Diana se revela contra su madre, la reina Hyppolyta (Connie Nielsen) y entrena junto a la General Antiope (Robin Wrigh) para convertirse en la mejor guerrera de la isla.

La vida de estas mujeres da un vuelco cuando el piloto estadounidense Steve Trevor (Chris Pine) se estrella en la costa de la isla y trae con él información de un mundo que les era ajeno; un mundo que está transitando la primera Guerra Mundial. Diana decide partir con Steve para hacerle frente a los horrores que están sucediendo, los cuales ella no termina de creer.

Vemos a Diana transitar su camino en el mundo “real”, en donde no solo debe aprender a vestir, caminar entre el tránsito y bueno, dejar sus armas de lado, sino que debe enfrentar una sociedad en donde la mujer era una mera “compañía” para el hombre… Con pasajes cómicos que descontracturan la trama, Gal Gadot se va adueñando de Diana Prince y nosotros vamos creyendo cada vez más que Wonder Woman es real.

Cómo buena película de super héroes, vemos golpes, explosiones, demostraciones de poderes sobrehumanos, todo con una coreografía visual que impacta y una estética muy cuidada, hay efectos, CGI y todos los chiches, pero no rompe los ojos pasar de eso a una ambientación de los años 20.

Wonder Woman pelea contra el mal, contra la violencia sin sentido y el odio desmedido, lucha contra la naturaleza humana y divina. Pero también lucha contra los prejuicios. Hablamos de la primera película del género en ser dirigida y protagonizada por mujeres. Patty Jenkins emprendió esta cruzada con la corriente en contra y no solo salió victoriosa, sino que nos regaló a todos una verdadera joya del cine. Esperemos que esto de estar asombrados porque las mujeres ocupen roles tan relevantes se convierta en algo tan normal que solo tengamos que hablar de la trama en las próximas reseñas. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Spider-Man: Homecoming

Materia oscura; primer capítulo.

Colaboradores

Colaboradores